Planta automotriz, San Luis Potosí: Equipado para el futuro.

Jan 14, 2020, 5:55 PM

Autor: Laura Ramírez


Fuente: BMW Group

En su planta de San Luis Potosí, un fabricante alemán de automóviles y motocicletas instaló infraestructura de cableado de alta calidad de Datwyler.

La industria automotriz se está acelerando – y también está promoviendo el crecimiento y desarrollo económico en México.

En el año 2017, su participación en el producto interno bruto del país ya ascendía a 2.9%. México es el séptimo productor de automóviles más grande del mundo y el más grande de América Latina. Eso significa que por cada 100 vehículos que se fabrican en todo el mundo, más de cuarto provienen de plantas mexicanas. En total, cerca de dos millones de personas trabajan en esta industria tan importante para el país.

México también juega un papel crucial en la estrategia de muchas empresas automotrices que operan alrededor del mundo.

Soluciones específicas a los requerimientos del cliente. Al igual que con muchas otras compañías mundiales, Datwyler entregó el sistema de cableado estructurado para la planta de San Luis Potosí del Grupo BMW. Los especialistas de Datwyler estuvieron involucrados desde una etapa temprana del proyecto. Por lo tanto, se desarrollaron soluciones de productos específicos adaptados a los requisitos de BMW Group. La experiencia combinada de ambos socios, el fabricante de vehículos y el integrador de soluciones de infraestructura de TI, contribuyó a que el proyecto de cableado cumpliera con todos los requisitos con respecto al costo y las capacidades técnicas.

La solución del sistema que opera hoy en la nueva planta consiste, entre otras cosas, en 950 kilómetros de cable de datos Categoría 7 S/FTP y aproximadamente 20,000 módulos RJ45 blindados. Ofrece al usuario ventajas y mejoras sobresalientes con respecto a las interferencias electromagnéticas como NEXT (Near-end crosstalk) y AXT (Alien crosstalk), así como la capacidad de reserva de alimentación a terminales a través de la red de datos (PoE o PoE++). Esta alta calidad y la seguridad de poder utilizar el sistema instalado a largo plazo, también con respecto a los futuros estándares de transmisión, fue uno de los requisitos centrales de BMW Group.

El cableado de red troncal y del campus consta de 260 kilómetros de cable de fibra óptica universal y para exterior que están conectados a 520 paneles especialmente diseñados para BMW Group. Por razones de seguridad, sólo se utilizaron cables con cubiertas retardantes a la flama, baja emisión de humo y libres de halógeno en toda la planta, que en caso de incendio contribuyen a la protección de las personas y de la propiedad en igual medida.

Ahorro de costos por prefabricación. Con respecto a la instalación en la planta del grupo BMW, fue beneficioso que Datwyler pudiera proporcionar alrededor de 300 cables troncales prefabricados de cobre y fibra óptica. Estos cables permitieron a los instaladores trabajar con múltiples cables que fueron preensamblados de acuerdo con los estándares del cliente, cortados a medida, a menudo personalizados en etapas, y equipados con los conectores necesarios en condiciones de laboratorio. El uso de tales cables no solo resultó en excelentes valores de atenuación, sino que también condujo a una instalación más rápida sin equipos especiales y, por lo tanto, en un ahorro de costos.

El distribuidor mexicano de Datwyler, Marathon Eléctrica de Puebla, contribuyó con su buena organización y visión al éxito del proyecto al igual que los técnicos de sistemas calificados totalmente comprometidos con sus trabajos on site. Aseguraron un proceso sin problemas, pruebas de medición a tiempo y puesta en marcha, así como, quizás el aspecto más importante para BMW Group, una instalación de alta calidad de conformidad con los estándares que cumplen con sus requisitos.